lunes, 28 de abril de 2014

29 de Abril "Día del Animal"



Si bien a nivel mundial  el día del animal se celebra el 4 de octubre,  en 

honor a San Francisco de Asís, el patrono de los animales, en Argentina se 

festeja el 29 de abril.


Esa fecha se instauró en conmemoración al fallecimiento del abogado Lucas 

Albarracín el 29 de Abril de 1926 que fue el fundador de la Asociación 

Protectora de Animales de Argentina en el año 1869 junto al entonces 

presidente Domingo Faustino Sarmiento.


El Doctor Albarracín fue el promotor de la ley número 2786 promulgada en 

el mes de junio de 1891 que estaba destinada a darle a todos los animales 

protección e impedir de esta manera la caza indiscriminada y el maltrato por 

parte de los seres humanos


¿Qué les parece si aprendemos la canción en familia?

¿Quieren contarnos cual es el animal preferido de ustedes?

jueves, 24 de abril de 2014

22 de Abril Día de la Tierra

El Día de la Tierra o Día del Medio Ambiente comenzó a celebrarse el 22 de abril de 1970, cuando el senador Gaylord Nelson convocó a los ciudadanos estadounidenses a una movilización para crear conciencia acerca de los problemas que afectan a nuestro planeta. Miles de personas salieron a la calle para pedir políticas responsables con el medio ambiente. Tiempo después, el gobierno de Estados Unidos creó la Agencia de Protección Ambiental y aprobó diversas leyes para proteger el medio ambiente.
Desde entonces, el 22 de abril es un día para reflexionar sobre el futuro del planeta y movilizarse por un mundo mejor.


Reglas para que los niños cuiden el medio ambiente
Son 10 reglas "de oro” para que los niños pongan en práctica y puedan contribuir para laprotección del medio ambiente:
1- Reciclar es un juego muy divertido, es colocar cada cosa en el cubo del color adecuado. Existen contenedores diferentes para cada tipo de basura, según su material. Separar la basura puede ser muy entretenido para los niños.
2- El agua es un bien escaso. Cuando te laves los dientes después de comer o las manos antes de cada comida, no debes olvidar de cerrar el grifo. El mundo te agradecerá por ahorrar agua.
3- No tires papeles al suelo, para eso unos niños muy listos han inventado las papeleras. Si vas de paseo por la calle y no ves ninguna papelera, guarda en el bolsillo lo que quieras tirar y lo tiras en casa, en el cubo del color que le corresponde. Debes ser cómplice de las personas que trabajan por el bien de nuestro entorno.
4- Apaga la luz de la habitación (cuarto, cocina, salón, etc.) cada vez que salgas. Y no tardes demasiado con la luz encendida. Ahorra energía eléctrica.
5- Como los recursos son limitados, comparte tus juguetes y tu material escolar con otros niños. Cuando no los uses más, pásalos a otros niños.
6- Cuando quieras dibujar, aprovecha la parte trasera de un folio ya usado, así estarás reciclando papel.
7- Las plantas son seres vivos, por tanto no hay que pisarlas ni arrancarlas y hay que regarlas a diario. Ellas dependen del cuidado humano.
8- Las mascotas son animales de compañía que están a tu cuidado. Por ello tienes que darles de comer, de beber, llevarlas al veterinario frecuentemente y no solo cuando se ponen malas, jugar con ellas, sacarles a pasear para que vayan al baño, darles cariño… Y sobre todo, no hacerles cosas que les puedan molestar, doler o hacer sufrir.
9- Las cosas que hay en la calle son de todos y  no hay que dañarlas, romperlas o ensuciarlas.
10- Hay que cuidar y respetar el medio ambiente, pero también hay que respetar y cuidar a las personas que te rodean.



jueves, 17 de abril de 2014

Para pensar en este tiempo de Pascua

Cierto día, caminando por la playa reparé en un hombre que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar. Hacía lo mismo una y otra vez.
Tan pronto como me aproximé me di cuenta de que lo que el hombre agarraba eran estrellas de mar que las olas depositaban en la arena, y una a una las arrojaba de nuevo al mar.
Intrigado, lo interrogué sobre lo que estaba haciendo, a lo cuál me respondió:
Estoy lanzando estas estrellas marinas nuevamente al océano.
Como ves, la marea es baja y estas estrellas han quedado en la orilla si no las arrojo al mar morirán aquí por falta de oxígeno.
Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa. No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas. Y quizá no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa ¿no estás haciendo algo que no tiene sentido?
El nativo sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió: ¡Para ésta si lo tuvo!
Cada reflexión o pensamiento de éstos es una estrella que arrojada al mar...
Sé que en este mundo complicado y acelerado, un gesto de ternura y solidaridad no alcanza...
Nada puedo hacer para solucionar las penas del mundo pero mucho puedo hacer para ayudar en el pedacito de mundo que me toca.
Si alguna vez pude a través de estos pensamientos, hacerte sonreír, llorar, emocionar, reflexionar... entonces eres una de esas estrellas que ha vuelto al mar a contarle a las otras que la bondad existe, que todavía existen seres que creen en los demás

¡Feliz Pascua!

Que la luz de la Pascua llene de el corazòn de la familia de Luz,paz,amor y fortaleza



domingo, 6 de abril de 2014

Para pensar en familia

¿Què debe saber un niño?




1.
Debe saber que lo quieren por completo, incondicionalmente y en todo momento.

2
.Debe saber que está a salvo y además cómo mantenerse a salvo en lugares públicos, con otra gente y en distintas situaciones. Debe saber que tiene que fiarse de su instinto cuando conozca a alguien y que nunca tiene que hacer algo que no le parezca apropiado, se lo pida quien se lo pida. Debe conocer sus derechos y que su familia siempre lo va a apoyar.

3.
Debe saber reír y utilizar su imaginación. Debe saber que nunca pasa nada por pintar el cielo de color naranja o dibujar gatos con seis patas.
4
. Debe saber lo que le gusta y tener la seguridad de que se le va a dejar dedicarse a ello. Si no le apetece nada aprender los números, sus padres tienen que darse cuenta de que ya los aprenderá, casi sin querer, y dejar que en cambio se dedique a las naves espaciales, los dinosaurios, a dibujar o a jugar en el barro.
5 .
Debe saber que el mundo es mágico y él también. Debe saber que es fantástico, listo, creativo, compasivo y maravilloso. Debe saber que pasar el día al aire libre haciendo collares de flores, pasteles de barro y casitas de cuentos de hadas es tan importante como aprender los números. Mejor dicho, mucho más.Pero más importante es lo que deben saber los padres:
1.
Que cada niño aprende a andar, hablar, leer y hacer cálculos a su propio ritmo, y que eso no influye en absoluto en cómo de bien ande, hable, lea o haga cálculos después.

2.
Que el factor que más influye en el buen rendimiento académico y las buenas notas en el futuro no son los manuales, ni las guarderías elegantes, ni los juguetes caros, sino que mamá o papá dediquen un rato cada día o cada noche (o ambos) a compartir momentos de juego, lectura, dibujos y risas con sus hijos.
3.
Que ser el niño más listo o más estudioso de la clase nunca ha significado ser el más feliz. Estamos tan obsesionados por tratar de dar a nuestros hijos todas las "ventajas" que lo que les estamos dando son unas vidas tan pluriempleadas y llenas de tensión como las nuestras. Una de las mejores cosas que podemos ofrecer a nuestros hijos es una niñez sencilla y despreocupada.

4.
Que nuestros niños merecen vivir rodeados de libros, naturaleza, utensilios artísticos y, lo más importante, libertad para explorarlos. La mayoría de nosotros podríamos deshacernos del 90% de los juguetes de nuestros hijos y no los echarían de menos, pero algunos son importantes: juguetes creativos y los de encastre, una buena cantidad de témperas y plastilina, los instrumentos musicales, los disfraces, y libros y más libros. Necesitan libertad para explorar con estas y otras cosas, amasar pan y ponerlo todo perdido, usar pintura, plastilina y purpurina en la mesa de la cocina mientras hacemos la cena aunque lo salpiquen todo, tener un rincón en el jardín en que puedan arrancar la hierba y hacer un cajón de barro.

5.
Que nuestros hijos necesitan tenernos más. Nos necesitan a NOSOTROS. Necesitan a unos padres que se sienten a escuchar su relato de lo que han hecho durante el día, unas madres que se sienten a hacer manualidades con ellos, padres y madres que les lean cuentos y hagan tonterías con ellos. ".


¿Què piensan ustedes? ¿Què puntos agregarìan a esta lista?Esperamos sus respuestas...

sábado, 5 de abril de 2014